TURISMO EN CATAMARCA



La belleza de los paisajes de la provincia de Catamarca han trascendido las fronteras. Los turistas del país y del mundo se interesan cada vez más en los atractivos culturales, históricos y naturales de la zona La diversidad de paisajes hacen de, Catamarca un lugar inigualable. 
La imponencia de sus montañas y sus quebradas, de las que descienden ríos de agua clara, la puna con la tranquilidad inquebrantable de la inmensidad y los pequeños vallecitos favorecidos por los microclimas, contribuyen con la riqueza natural de la región.

Catamarca, que significa fortaleza en la falda, alude al emplazamiento topográfico de la ciudad.  
Catamarca forma parte del noroeste argentino. Este se caracteriza por una gran diversidad de paisajes que incluyen selvas frondosas, cadenas montañosas, valles, salares, lagunas, etc. Conforma un escenario que por su diversidad brindó una variada gama de recursos, permitiendo el desarrollo de un proceso cultural que remonta sus orígenes a unos 10.000 años atrás. Se deberá comprender una historia milenaria y no una que se remonta a la época de la conquista española.

Podemos dividirla en Cuatro zonas:

La Región Este.



Al Sudeste, abarca los siguientes departamentos: El Alto, Santa Rosa, Ancasti y La Paz.


El Alto, se encuentra ubicado a 81 kilómetros de la capital provincial y por sus características climáticas, que vuelven benignas las jornadas en verano, muchos turistas se vuelcan hacia esa zona.
Entre sus atractivos naturales posee una reserva de pinos autóctonos en el Cerro Negro, a 18 kilómetros de la villa El Alto, el dique de Collagasta, que se fama con aguas del río Guayamba, y que, se destaca por su pintoresco entorno bordeado de cerros y vegetación, ollas y remansos de agua, entre otros lugares no menos encantadores.   

Ancasti, el departamento se extiende en la cumbre de la sierra de Ancasti y ocupa la parte sudeste de la provincia. En el departamento existen tres importantes diques: Albigasta, Ipizca y Collagasta que se prestan para deportes náuticos y pesqueros.
Entre su patrimonio cultural se puede apreciar la casa del ex presidente de la Nación Ramón S. Castillo y restos arqueológicos pertenecientes a la Cultura de la Aguada en La Candelaria.


Paclín, el paisaje es lo que más cautiva a los turistas. Predominan las montañas redondeadas con valles y quebradas de verdes intensos y las cimas que forman largas extensiones sembradas de variados tonos. 
La cabecera departamental es la localidad de La Merced que se encuentra ubicada a 59 kilómetros de la Capital de Catamarca Además, en él se encuentran algunas de las villas turísticas más importantes de la provincia, como La Viña, Las Lajas y Balcozna, muy visitadas por el turismo. 
El territorio de, Paclín posee numerosos vestigios arqueológicos y lugares de interés turístico como El Túnel en la localidad de La Merced, las minas de la Iglesia Jesuítica, en Amadores, las cascadas El Saltón, de Balcozna y El Rosario y el dique Sumampa en La Viña. Además de dos importantes cuestas, la de San Antonio y El Totoral, con vistas imponentes.

Al Nordeste

Aconquija, uno de los lugares mas bellos de Catamarca. Se encuentra al noreste de la Capital. La villa esta asentada a los pies del cerro homónimo, de permanentes cumbres blancas. Las estancias del lugar brindan una amplia oferta de actividades de turismo de aventura, como safaris fotográficos, cabalgatas y pesca de altura.

La Región de La Puna.


Está integrada por el departamento Antofagasta de la Sierra casi en su totalidad, y una pequeña porción del norte del departamento Belén.
Ubicada en la Región Andina, la puna es el sitio más despoblado de la tierra, pero también uno de los más enigmáticos y sorprendentes. Enclavada a mas de 3500 m.s.n.m., representa la zona más virgen de Catamarca y la Argentina. 
En su morfología volcánica ostenta numerosos conos de mas de 600 m., campos de lava y cerros con medanos ideales para 4x4, enduro, mountain-bike, andinismo, además de safaris fotográficos y pesca de altura.

Antofagasta de la Sierra. La geografía de este departamento cautiva a los turistas que lo visitan Está situada en la puna catamarqueña a 3440 metros de altura y a una distancia de 580 kilómetros de la capital provincial.

En las rocas tobáceas de los farallones cercanos a la población, encontramos los Petroglifos de las Peñas, hay pinturas rupestres que representan la forma de vida que llevaban los aborígenes del lugar. 

Ubicado a 6 km., sobre la ladera de un cerro que domina el valle. encontramos Pucara del Coypar y del Coyparcito, que está conformado por un conglomerado de murallas de defensa ubicado en la parte superior, y otro similar, más pequeño, en la parte inferior. La construcción fue hecha, en un principio, por una cultura agroalfarera y, luego, fue modificada por los Incas. Se considera que se las utilizó como punto de observación y vigilancia de una extensa área de cultivo.

Los Volcanes Antofagasta y La Alumbrera, se encuentran a 8 y 11 km, respectivamente.
Son dos chimeneas con depósitos de basalto negro, de fácil ascenso y desde donde de pueden sacar fotografías de bellos panoramas. Al pie de estos volcanes está la laguna Antofagasta, donde habitan, entre otras especies de aves, flamencos rosados. Entre esta laguna y el volcán La Alumbrera, hay un pucará protegido por una muralla de circunvalación de 2 km. de largo, en forma de U. El mismo está compuesto por una mezcla de edificaciones preincaicas e incaicas. El recinto está comunicado por un sistema de corredores que lo vinculan con todos los sectores de la fortificación.

A 17 km., encontramos Paicuqui,que es una hermosa vega con pastizales, enmarcada por lejanas peñas, es el lugar preferido para pescar truchas a orillas del río Puntilla. Tres km antes de arribar a Paicuqui, se desvía hacia el este. para ingresar en una quebrada rodeada de farallones rojos donde corre un arroyuelo de aguas calientes, conocido como Aguas Calientes de Ojos del Curuto.

A 52 km., encontramos Carachi Pampa, se levanta este volcán a cuyo pie hay una laguna, en una gran llanura de material aluvional hacia el Norte y de piedra pómez al Sur.

A 60 km., encontramos El Peñón, una pintoresca villa que tiene la particularidad de estar toda arbolada. 
A 31 km, a campo traviesa, está la laguna Grande, en medio de un paisaje de notable hermosura, esta laguna es uno de los pocos lugares donde anidan los flamencos para tener crias. 
A 22 km se encuentra la Caldera del Volcán Galán, su gigantesca chimenea es un desafío para los escaladores. En su interior se encuentra la laguna Diamante, poblada de flamencos.
A 74 km, encontramos Salar del Hombre Muerto, en el borde de este salar están las antiguas minas de oro de Incahuasi, que fueron explotadas por los incas y, posteriormente, por los españoles.

A 133 km., encontramos la Reserva Natural Laguna Blanca, que ocupa una amplia superficie que disminuye en tiempo de invierno y primavera. Los objetivos de la reserva son proteger y evaluar las poblaciones de vicuñas y asesorar y apoyar a productores de llamas y ovinos.

En Belén, dos tercios del departamento están formados por montañas altas que en sus caídas forman profundas quebradas aptas para las caminatas de aventura. El valle en el que se asientan los poblados permanece enclavado en los pliegues de la serranía y está dotado de un paisaje privilegiado.  
La localidad junto al río homónimo, situada en un paraje montañoso de gran belleza,
encontramos El Shincal de Quimivil, un parque arqueológico monumental construido y habitado por los Incas entre 1470 y 1536, respetando el trazado urbano del Cuzco. Enmarcado por un extraordinario paisaje, comprende más de un centenar de recintos agrupados en edificios monumentales. 
Fue fundada a principios del siglo XVII con el nombre de San Juan de Rivera y subsistió hasta 1667, cuando sus habitantes la abandonaron con motivo de un alzamiento diaguita. El 20 de diciembre de 1681, el presbítero Bartolomé de Olmos y Aguilera fundó la actual población.
Merece una visita el Museo Arqueológico Cóndor-Huasi, ubicado en Lavalle esq. Rivadavia, que posee una rica colección de piezas líticas y cerámicas de las culturas Ayampitín, Belén, Ciénaga, Aguada y Cóndor Huasi.
Otros motivos de interés son el Vía Crucis y el Monumento a la Virgen de Belén, obra de H. Ferrino, de 15 m de altura, en la cima de un cerro al 0este de la localidad.
Es cuna del tejido autóctono catamarqueño, cuya técnica se trasmite por generaciones a las mujeres de Belén. Los tejidos de vicuña, llama y oveja, realizados en telares rústicos. que tanto renombre dieron a Catamarca, se producen en su casi totalidad en esta región y son espléndidos por su hábil confección, dibujo y tramado. Sus afamados ponchos han ganado valiosos premios y distinciones nacionales e internacionales. Mercado artesanal; comidas regionales.
Son tradicionales las fiestas religiosas de Nuestra Señora de Belén, del 20 de diciembre al 6 de enero; los festejos del Carnaval, Las Siegas, y el Festival Folclórico Interescolar del Oeste de Catamarca, en noviembre.     

La Región del Oeste


Está formada por los departamentos Santa María, Belén, Tinogasta, Andalgalá y Pomán.

El valle de Santa María y su zona circunvecina es, uno de los más importantes centros de investigaciones arqueológicas del país por sus numerosas manitestaciones culturales aborígenes, diaguitas, santamarianas, etc. Ruinas precolombinas, yacimientos y pucaraes, recintos pircaderos y viviendas semidestuidas en su mayoría, pueden observarse en Fuerte Quemado de YoKavil, en los alrededores de esta población.
En Las Mojarras, a unos 5 km.
En Aldalhualá, a 12 km al Sudeste de San José
En Famabalasto, sobe el arroyo del Cajón. 
Desde San José, se llega a Loma Rica de Shiquimil y a 12 km a Sudoeste, está Punta de Balasto extremo Sur del Valle de Santa María, próximo a la terminación de las serranías de Quilmes, con
ruinas arqueológicas de Quilmes y comunidad Quilmes de el Pichao.  

En la localidad de San José, Piedra Blanca, se encuentra la casa natal de fray Mamerto Esquíú, la antigua Iglesia de San José, así como la Capilla de Nuestra Señora del Rosario  y la del Señor de los Milagros, que fue construido en 1793, guarda la pila bautismal del padre Esquiú y una imagen del Señor del Milagro, originaria del Perú. Tiene una sola nave y una escalera de acceso al pequeño campanario.

Continuando unos 10 km, se llega al importante dique Las Pirquitas, sobre el río del Valle, presa de 85 m de altura por 420 m de longitud, que forma un lago de riego de 254 hectáreas. Es atractivo para los pescadores deportivos por estar poblado de truchas arco iris. Dispone de sectores para acampar y hostería y bar.

Huillapima, es una vieja población emplazada entre terebintos y álamos y rodeada por higuerales y tunales, su capilla, que entroniza a la Virgen de Luján, tiene una biblioteca denominada Ramos Mejía. 

Chumbicha, localidad fundada en 1885 sobre la aldea que ya tenía su nombre. Aquí son típicos los quesos serranos, cigarrillos de chala, patay y dulces.  

Tinogasta,
se encuentra ubicada al sudoeste de la provincia y tiene una superficie de 30,795 km2. Su río más importante es el Abaucán, que tiene su origen en la ladera de Los Andes y a lo largo de su trayecto recibe a sus afluentes. La pesca de trucha es la característica de la zona cordillerana y está permitida de octubre a marzo. Todo el departamento está dotado de un importante patrimonio cultural y paisajístico, entre el que se destaca Fiambalá, la iglesia de Anillaco, templo construido en 1712 y que constituye tino de los más antiguos de la provincia, entre otros. 
La localidad de Fiambalá posee aguas termales de reconocidas propiedades curativas, además de atractivos paisajes naturales. Fue fundada en 1702 , en un gran valle emplazado en zona de montaña. Es tradicional la iglesia de San Pedro, construida en 1770, con muros de adobe, torre campanario y pórtico saliente que conserva una imagen de San Pedro procedente de Bolivia, de veneración en la comarca y algunas piezas de arte cuzqueño. 
Con acceso por huella, se halla la vertiente de agua termal de Las Higueritas, hipotermal, alcalina, bicarbonatada. 

Andalgalá, está ubicada al norte de la capital, a 245 kilómetros. Por sus características climáticas, se desarrolla en él una exuberante vegetación que reviste al paisaje de un marco natural diverso. Los misterios que encierran las montañas cautivan a los turistas, que no dejan la región sin enamorarse de sus atractivos. Las leyendas cuentan que las sierras de Aconquija esconden, a 1350 metros de altura, una laguna que guarda un importante tesoro Inca que puede divisarse desde las alturas. La rodocrosita, piedra semipreciosa con la que se hacen trabajos artesanales, proviene de una mina andalgalense distante 56 kilómetros del departamento. 

La Región del centro


La región del Valle Central, conformado entre otros por los Departamentos Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú. Esta zona es un oasis enmarcado por dos principales cordones montañosos, al oeste se levanta el Ambato y al este el Ancasti. 

Ambato,
el departamento tiene una superficie de 1797 km2 y se destaca por el clima árido serrano. La preponderancia de microclimas favoreció la instalación de algunas de las villas turísticas más visitadas. Entre ellas se destacan La Puerta, que inicialmente fue un poblado indígena denominado Pomangasta. La actual localidad la fundó en 1690 don Nuño Rodríguez y se halla situada sobre la angosta planicie formada por el cerro Fariñango al Oeste y el Gracián al Este. 
La iglesia del pueblo, Nuestra Señora del Rosario, es una de las más antiguas de la provincia de Catamarca. El 10 de octubre, festejos de Nuestra Señora del Rosario. Artesanías y dulces regionales.
También se pueden realizar
visitas a la gruta de Nuestra Señora de Lourdes. 
En las cercanías, para los que quieran practicar pesca deportiva, con buen pique de pejerreyes, esta el dique Las Pirquitas y a 15 Km., el río de los Puestos, pintoresco rincón.

San Fernando del Valle de Catamarca



Es la Capital de la Provincia. Ciudad turística tradicionalista de importante comercio y activa vida cultural. Su ejido urbano, enmarcado por cuatro anchas avenidas, muestra aún la techumbre roja de algunas construcciones coloniales de amplios portales y soleados patios. La céntrica Plaza "25 de Mayo" es notable por la belleza de su trazado. 

En La Alameda está el Paseo General Navarro y sobre la Avenida Costanera, el Parque Adán Quiroga, que dispone de un circuito para competencias automovilísticas y de zonas para acampar. 

En las cercanías se halla el hermoso Parque Lezica.

La Catedral, Basílica "Ntra. Sra. de la Virgen del Valle" se encuentra ubicada frente a la Plaza 25 de Mayo. En su interior se halla el Camarín de la Virgen del Valle, una de las imágenes de María más venerada en la Argentina, cuyo culto data de la primera mitad del siglo XVII.  

El  Archivo y Museo Histórico de la Provincia de Catamarca, ubicado en Chacabuco 425. Casa del siglo XIX que perteneció al gobernador Jose Cubas, guarda muebles iconografía y documentos relacionados con la vida política y cultural de la provincia.   

El Museo Arqueológico "Adán Quiroga", se encuentra ubicado en Sarmiento 450. Pertenece al Complejo Cultural Esquiú que comprende varias secciones: Salón Colonial-Histórico; Pinturas Cuzqueñas; Fray Mamerto Esquiú; Paleontología y Geologías la de Arqueología, de relevancia internacional, que exhibe miles de piezas de cerámica, líticas y óseas de las claras que habitaron la provincia de Catamarca desde hace 12.000 años.

Alojamiento


Ancasti:Sarmiento 520. Tel. 03833-425952/435921. 

Arenales:Sarmiento 542. Tel. 0
3833-431329/731330.

American Catamarca: República 347. Tel. 0
3833-425 444. http://www.amerian.com 

Inti Huasi: República 299. Tel. 03833-435705. 

Leo III: Sarmiento 727.Tel.
03833-432082/431091.

Hotel Casino: Pje. Carman s/n. Tel.
03833-430891/432928. 

Suma Huasi: Sarmiento 541. Tel. 03833-435801/5691. 


 


Copyright © 1999 - 2000. @Urbanizacion  
Todos los derechos reservados - Registro de la Propiedad Intelectual en Trámite

 Directora:
  Ana Belén Villegas

Para comentarios, correcciones y/o sugerencias contactese con informes@urbanizacion.com  
Buenos Aires - Argentina
- Aviso Legal - Home - Encuesta -


Lic. Alejandro de Larrañaga
WebDesign