Notas Jardineria


EL JARDÍN III


SISTEMA DE RIEGO

Un elemento fundamental para tener en cuenta, una vez planificado nuestro jardín, es el riego que colocaremos para mantener una buena humedad en nuestro jardín durante todo el año.

Podemos optar por sistemas de riego automatizados o con bombas de agua, el cual tendremos que colocar cañerías subterráneas, que es aconsejable realizarlo antes que esté terminada la plantación, o podremos decidir los sistemas manuales, con regadores circulares de lluvia o aspersores basculantes, los cuales podremos colocarlos en cualquier momento, ya que es todo exterior y no modifica nuestro jardín.


Es conveniente buscar las opciones según las características de nuestro jardín.

El sistema por aspersión, es el más conocido, es muy útil para grandes superficies. Está formado por una cañería subterránea, la cual alimentará con agua una cantidad de aspersores, calculados según la superficie a regar. Este sistema es alimentado por agua de bomba, que puede ser la misma de la pileta de natación o de la red de agua corriente. El sistema puede ser controlado en forma manual o computarizados, que son más caros, pero se programan para encendido automático, que es muy útil para las vacaciones y los olvidos.

El sistema por microaspersión, es conveniente para canteros o flores, ya que la diferencia con el anterior, es que el agua no emerge, sino que queda a nivel del suelo, con una aspersión muy pequeña del agua. La instalación de este sistema es similar al de aspersión, con cañerías subterráneas, aspersores según la zona de riego y la forma de controlarlos.

También tenemos sistema por goteo, su uso es especial para las macetas. Su instalación se realiza con una manguera de polietileno con pequeñas perforaciones detrás de cada planta, para que no queden a la vista.

Un sistema ecológico, es con tubos porosos. Es útil para superficies de césped. La instalación se realiza con tubos realizados en caucho reciclado, colocado subterráneo, no más de 30 cm. de la superficie, conectado a una bomba o red de agua, donde sus microporos permiten que el agua salga  por exudación, el vapor que se genera permite mantener siempre húmedo el césped y las plantas. Es un sistema conveniente de usar cuando no contamos con buena presión de agua, puede estar conectado a un tanque de reserva de la casa.

Es conveniente que pueda decidir que sistema de riego irá a utilizar para tener en cuenta su instalación desde el armado del jardín o una futura colocación, lo cual implicará hacer canales para el tendido de las cañerías, que es conveniente  planificarlo para la primavera, donde el césped crece rápido, de manera que queden imperceptibles.

Arq. Ana Villegas.
informes@urbanizacion.com 


3. Notas de jardineria

El jardin es un espacio muy especial, como parte de la vivienda, es por eso que un buen diseño, ayuda a determinar diferentes espacios y usos